Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Rehabilitar La Fachada: Una Oportunidad Para Aislar

Rehabilitar la fachada: una oportunidad para aislar

Sí, ha llegado el momento de rehabilitar la fachada de tu edificio, esa actividad que, tarde o temprano, toda comunidad de vecinos tiene que afrontar. Esto puede ser una fuente de reuniones, debates y de un inacabable estudio de presupuestos, pero también una excelente oportunidad de mejorar la calidad de vida de todos. Y es que hay varios motivos por los que la idea de aislar el edificio resulta muy positiva:

  • Mejora de la economía del hogar, por la reducción de las facturas de energía y por las subvenciones que da la administración. La inversión se rentabiliza en poco tiempo.
  • Se aprovecha un gasto elevado como es la colocación de andamios para que lo utilicen los operarios que han de realizar el aislamiento
  • Revalorización del inmueble en una hipotética venta
  • En un futuro no muy lejano, el aislamiento y la mejora energética de los edificios será obligatoria. Haciéndolo ya se gana tiempo y… un problema menos del que preocuparse.
  • Además del confort, aumenta también la salubridad del inmueble, al proteger a los elementos constructivos de la humedad.
  • Supone un importante beneficio para el medio ambiente, al verse reducidas las emisiones de CO2 por el menor consumo de energía.

Rehabilitar la fachada: El aislamiento con celulosa es una opción económica y efectiva

Hay diferentes maneras de aislar una fachada, así como diferentes materiales. El sistema de inyección en cámara es una muy buena opción cuando no se puede o no se quiere usar un revestimiento exterior. Además de ser más económico, no reduce espacio útil en la vivienda, evita molestias al ser muy fácil de aplicar, y no aumenta los plazos de ejecución de la propia obra.

En cuanto a los materiales, la celulosa ha entrado con fuerza en la lista. Está compuesta por material reciclado molido (papel de periódico) y sales, que le dan propiedades insecticidas y antifúngicas.

Es un buen aislante térmico y acústico por su baja conductividad y una gran resistencia al fuego. Por su alta capacidad para almacenar calor, es ideal también en verano, ya que lo retiene durante horas e impide que entre en casa.

También almacena la humedad sin perder sus propiedades aislantes. El tipo de celulosa que utiliza Aistercel, bien aplicada, rellena completamente y de manera uniforme el espacio a aislar, hasta las grietas y ranuras más estrechas, evitando así los puentes térmicos.

Mínimas molestias, económico, rentable y múltiples ventajas. Con el insuflado con celulosa tendrás un aislamiento de fachada para toda la vida.

¿Estás en proceso de rehabilitar la fachada? ¿Tu Comunidad de vecinos ya cuenta con presupuestos y tenéis previsto rehabilitar la fachada? ¿Eres una empresa dedicada a la rehabilitación de fachadas? En todos los casos, aprovechar la oportunidad para mejorar el aislamiento térmico sin aumentar los plazos de ejecución depende de ti…

Contacta con Aistercel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba