Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Rehabilitación Energética De Viviendas: ¿inversión O Gasto?

Rehabilitación energética de viviendas: ¿inversión o gasto?

¿La rehabilitación energética de una vivienda es un gasto o una inversión? Parece obvio que la respuesta correcta sería referirnos a la rehabilitación energética como una inversión. Y sirva como argumento que, según publicaba El Periódico de Catalunya, la rehabilitación energética de los edificios permite ahorrar hasta un 79% en el recibo de una vivienda, cifrando el ahorro en el recibo de la luz en 1000€.

Según el mismo artículo, el coste anual de la energía para una vivienda de 80 metros cuadrados en Catalunya oscila entre los 600 y los 3000€ dependiendo de la zona climática. Un gasto medio que podría reducirse en un 40% aislando térmicamente paredes, techos y/o cubiertas mediante insuflado o proyectado de celulosa.

Y nos hemos dejado intencionadamente horquillas de gasto inferiores a una calificación energética D, pero es que según publican en Energy News, “menos del 5% de los edificios existentes se han construido con criterios de ahorro y eficiencia energética“.

Datos que por sí mismos no solo disipan la duda que nos planteábamos al inicio sino que ahondan en el interés y beneficio económico que hay detrás de cada actuación destinada a la mejora de la eficiencia energética. Tal y como explican en el artículo del Energy News, “los edificios son responsables de más del 31% del consumo de energía final” del país.

La rehabilitación energética, subvencionada:

Porque se trata no sólo de un objetivo personal o doméstico, también de país. Como señala el ingeniero Jordi Pascual en una entrevista en El Periódico de Catalunya, “la rehabilitación energética supone un beneficio común“. Es coherente, por tanto, que existan líneas de ayuda y subvenciones públicas para mejorar la eficiencia energética.

Ayudas que se articulan en torno al Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes (PAREER-CRECE), entre cuyos objetivos está “contribuir a alcanzar los objetivos establecidos en la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética y en el Plan de Acción 2014-2020“.

Entre las tipología de actuación subvencionables está la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica, es decir, la mejora del aislamiento térmico.

Rehabilitación energética de edificios

Aislantes naturales para una rehabilitación energética

Cualquier excusa es buena pues para mejorar la eficiencia energética de la envolvente térmica. Por ejemplo, pintar. Al menos si optamos por la celulosa y el método de insuflado en paredes desde el interior. Porque sin obra y en un sólo día, su vivienda habrá mejorado la calificación energética, protegiéndola contra el frío, el calor y el ruido. Si se trata de una reforma o rehabilitación integral, el método de proyectado es ideal.

Pero si aparte del objetivo principal, la rehabilitación energética, queremos queremos además que sea sostenible, las opciones pasan por el uso de aislantes naturales como la celulosa.

En cualquier caso, si estás pensando en ahorrar energía, en pagar menos por la calefacción, en proteger tu casa contra el frío, el calor y el ruido, no dudes en contactar con nosotros. Sin compromiso, ¡claro!

Contacta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba