Reformas en casa con perspectiva de eficiencia energética

Según los datos del último Informe Trimestral sobre el sector de la Reforma, que edita la plataforma digital para la mejora del hogar, Habitissimo, más del 40% de los españoles tiene intención de realizar reformas en su vivienda antes de que acabe el año. ¿Estás dentro de ese porcentaje? ¿Estás pensando en hacer reformas en tu vivienda? Pues no te olvides de lo principal: mejorar la eficiencia energética.

Pero no todo es tan fácil como mejorar el aislamiento térmico, por ejemplo. De hecho, el porcentaje de personas que planea hacer reformas en su vivienda es muy alto, si bien en la mayoría de los casos «dependerá de la evolución de su situación económica«. Y es que, según explican en este artículo, «el 36% de los encuestados cree que su gasto será inferior a 1.000 €, el 31% lo sitúa entre 1.000 y 5.000 €, un 20% entre 5.000 y 15.000 €, y solo un 13% lo sitúa por encima de los 15.000 €.

Reformas sí, pero con perspectiva energética

El mismo informe señala que las intervenciones para la mejora de la eficiencia energética del hogar más solicitadas en el segundo trimestre del año son:

  • Sustitución de electrodomésticos por aquellos con una etiqueta más respetuosa con el medio (53% encuestados)
  • Cambio de carpinterías exteriores (46%)
  • La mejora o cambio de instalaciones de climatización (36%)
  • Instalación de toldos (19%)

Sin embargo, y sin desmerecer cualquiera de las acciones mayoritarias según la encuesta, echamos de menos que a la hora de plantear reformas o intervenciones en el hogar, incluso desde una perspectiva de eficiencia y ahorro energético, no aparezca en la lista la mejora del aislamiento térmico.

Sobre todo si tenemos en cuenta que paredes y techos, junto con ventanas, son las principales áreas de pérdida energética si no están debidamente aisladas. Y aún más si tenemos en cuenta que existen métodos de aplicación y materiales aptos para cualquier tipo de vivienda y de carácter 100% sostenibles como la celulosa.

Intervenciones que devuelven lo gastado

Sigamos el orden de las preferencias estadísticas recogidas en el informe. Es decir, imaginemos que cambiamos las instalaciones de climatización por una más moderna y eficiente. Bien, los aparatos serán energéticamente más sostenibles, pero si la vivienda está mal aislada o directamente no lo está, la traducción en ahorro de disponer de un sistema de climatización más eficiente no será apenas apreciable.

Detalle del proceso insuflado paredes exterior

El motivo es sencillo y fácil de entender. Porque una vivienda mal aislada representa un derroche energético, un auténtico despilfarro. En cambio, mejorar el aislamiento térmico mediante insuflado de celulosa conseguirá, incluso con aparatos menos eficientes, generar ahorros que, según la zona de residencia y el sistema de climatización, pueden ser de hasta el 50% durante todo el año.

¿Y el precio? Asumible y tremendamente rentable. Te sorprenderá. En Aistercel calculamos que en la mayoría de los casos la actuación se amortiza con ahorro al cabo de 3 o 4 años. Después, ya es ahorro neto. Como ya dijimos hace tiempo, más rentable que un plan de pensiones.

Si estás pensando en reformar tu casa, no olvides empezar por lo que no se ve, pero se nota. Porque si insuflas celulosa tu hogar será no sólo más eficiente energéticamente, también más confortable y saludable gracias a las propiedades de la celulosa.

No lo dudes, contacta con nosotros sin compromiso y te informaremos de las opciones disponibles para mejorar tu hogar ¡sin obras! ¡sin reformas! En un único día, ahorro y confort para siempre.