Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Mejorar El Aislamiento Térmico En Un Solo Día Y Ahorrar Para Siempre

Mejorar el aislamiento térmico en un solo día y ahorrar para siempre

Mejorar el aislamiento térmico de esta casa situada en Sant Fost de Capsentelles era el objetivo. Siempre lo es, pero teniendo en cuenta que se trataba de una casa a tres vientos en una zona climática más rigurosa, resultaba evidente que el aislamiento, a pesar de ser una vivienda seminueva, no era el adecuado.

Como en otras ocasiones, poliuretano proyectado a las paredes exteriores de espesores totalmente insuficientes (que no os engañe la perspectiva de la foto…). Un hecho que se agrava tras comprobar como una vez más, la cámara de aire forma un continuo que incluye las cajas de persiana. Un auténtico agujero desde el punto de vista energético… perdón, económico. ¿O es al revés? ¿Ya han hecho la prueba del mechero?

Porque es fácil imaginar cuanta demanda de calefacción es necesario sostener para mantener el calor en el interior del hogar con semejante agujero. Solucionarlo y aislar las paredes exteriores es cuestión de un solo día.  Y el ahorro es para siempre: más de un 40% en calefacción y aire acondicionado. Y si no, lean por favor el siguiente artículo: Rehabilitar la vivienda, ¿el mejor plan de pensiones?

Mejorar el aislamiento térmico sale a cuenta

Vía elmundo.es: Rehabilitar la vivienda, ¿el mejor plan de pensiones?

Mejorar el aislamiento térmico: ¿Cómo lo hicimos?

Para mejorar el aislamiento simplemente insuflamos celulosa para rellenar los 8 centímetros de cámara vacía de todas las paredes exteriores. Comparado con el aislamiento de serie, las paredes de esta casa en Sant Fost de Capsentelles tiene ahora auténticos muros térmicos. ¿Cómo se insufla? Puedes verlo aquí

Además, en la actuación de mejora también sellamos los laterales de las cajas de persiana. Problema resuelto, porque también nos encargamos de aislar las persianas con paneles de algodón. Y todo en un solo día y sin más obra que la necesaria para acceder a la cámara en la que insuflamos celulosa, y taparla después de concluir el proceso.

Mejorar el aislamiento térmico sin obras

Y durante el proceso, y como se ve en la imagen, la máquina se mantuvo fuera de la vivienda. En un solo día, aislamiento térmico para siempre gracias a la celulosa insuflada. Protección contra el frío, el calor y el ruido en un único material, en un aislante natural cuyas propiedades notarás en el bolsillo y en el ambiente. Aislar paredes, techos o cubierta nunca fue tan sencillo, sostenible y eficaz.

¿Quieres que tu casa sea la próxima? Contacta con nosotros sin el menor compromiso, no te quedes sin satisfacer la curiosidad y calcula cuánto dinero, perdón, energía vas a ahorrar…

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba