¿En qué consiste el insuflado de celulosa?

Vamos a intentar responder a las dudas más habituales que nos plantean las personas que contactan con nosotros para valorar las opciones de mejora del aislamiento térmico de sus viviendas. Para ello hemos creado una lista de reproducción en nuestro canal en YouTube y vamos a redactar estos breves artículos que esperamos sirvan para ilustrar en qué consiste el insuflado de celulosa en paredes por ejemplo.

Lo primero que debemos hacer es definir el insuflado como un método de aplicación posible de la celulosa en paredes, en techos, falsos techos o cubiertas, si bien en su aplicación en tejados podríamos matizar el método en según que casos. Pero refiriéndonos a paredes, el método de insuflado consiste en rellenar la cámara de aire existente con celulosa soplada a través de la boquilla de aplicación.

Por tanto, si habéis visto el video, ya sabéis que «aire y material» es todo cuanto necesitamos para mejorar el aislamiento térmico de prácticamente cualquier vivienda que disponga de cámara de aire, que puede ser original o la resultante del trasdosado con pladur. En un día, sin apenas obra, mejora tu vivienda energéticamente y ahorra dinero en gastos de calefacción y aire acondicionado.

¿Cómo mejora mi vivienda con el insuflado de celulosa en paredes?

Algunos de los aspectos ya los hemos señalado en el párrafo anterior. Y es que, en el caso de un piso, por ejemplo, en único día Aistercel insufla la celulosa y deja tapados adecuadamente los accesos practicados para la boquilla de insuflado. Por eso hemos dicho siempre que, aunque cualquier momento es ideal para mejorar el aislamiento térmico de una vivienda, si tienes pensado pintar o tu comunidad piensa en rehabilitar la fachada, no puedes dejarlo pasar.

Pero siguiendo con las mejoras, lo primero que querríamos decir es que la mejora es para siempre y su rendimiento es para todo el año. Protección contra el frío, contra el calor y también contra el ruido como puedes comprobar aquí.

Por tanto, una inversión muy rentable energéticamente que se traduce en ahorro real. Pagarás menos y vivirás mejor.

Aunque no toda mejoría es económica únicamente, aunque ya sea por sí misma una razón de peso para contactar con nosotros sin compromiso alguno, sino que además lo notarás en tu calidad de vida. Por la reducción de ruido y por la capacidad de la celulosa para crear ambientes menos húmedos y más saludables por tanto.

¿Insuflar por el interior o por el exterior?

El método es el mismo. Aire y material. La accesibilidad es el único factor que determina si se aplica la celulosa por el interior o el exterior. El uso de andamios, por ejemplo, encarece innecesariamente el aislamiento pudiéndose aplicar desde el interior, y la diferencia no justifica la reducción de molestias. Evidentemente, siempre que es posible preferimos actuar desde fuera porque se reducen esas molestias para el cliente.

Como el método es el mismo, la cámara es la misma y las prestaciones de un material natural y sostenible como la celulosa, el resultado será el mismo independientemente del punto de acceso a la cámara de aire. 

¿Hemos conseguido explicarte en qué consiste el método de insuflado? Si te apetece valorar las opciones de mejora del aislamiento térmico de tu hogar, no dudes en contactar con nosotros a través del formulario que encontrarás a continuación.

Sin compromiso alguno, contacta con nosotros y te enviaremos información antes de concertar una visita gratuita y sin compromiso tampoco. Es que es nuestra manera de trabajar: no podemos presupuestar sin informar, comprobar la viabilidad y tomar las medidas reales.