Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Insuflado De Celulosa En Volta Catalana Insuflado De Celulosa. Acceso A La Cubierta. Insuflado De Celulosa En Cubierta Tipo Volta Catalana Insuflado De Celulosa: Detalle De Acceso Insuflado De Celulosa. Detalle De Aplicación En Cubierta Insuflado De Celulosa Por Exterior Insuflado De Celulosa Por Parde Exterior

Insuflado de celulosa en cubierta tipo volta catalana: aislamiento térmico para siempre

Insuflado de celulosa en volta catalana

Mediante la técnica de insuflado de celulosa, Aistercel aisló térmicamente paredes y techo de esta vivienda en Barcelona. Una casa que presentaba una cubierta tipo volta catalana. En primera instancia, los planes para ejecutar el aislamiento térmico de la cubierta consistían en abrir pequeños accesos en cada carril con el objetivo para proceder al insuflado.

No obstante, y una vez comprobado el espacio de cámara real disponible, Aistecel optó por abrir un acceso principal de un tamaño superior al habitual, permitiendo así entrar directamente como puede apreciarse en alguna de las imágenes que acompañan esta explicación. Para la cubierta más pequeña Aistercel practicó unas vías de acceso más ajustadas por las que hacer correr la manguera de insuflado.

De esta manera, Aistercel aseguraba la correcta distribución y aplicación de la celulosa en la cubierta. El resultado final del insuflado de celulosa en la cubierta principal, tipo volta catalana, en términos cuantitativos, es un aislamiento térmico de 35 centímetros de espesor.

Insuflado de celulosa: ahorro y confort

Un aislamiento térmico que, dado que la vivienda está directamente bajo la cubierta, va a proporcionar protección contra el frío, el calor y el ruido. Una protección que se traducirá en ahorro en los consumos de energía necesaria para calentar o enfriar la vivienda. Más confort, por tanto, y mucho ahorro.

Cabe recordar en este punto que la celulosa es un aislante natural y una de las propiedades destacables es el desfase térmico, el tiempo que tarda en transmitir la temperatura de un lado a otro. En el caso de la celulosa, el desfase térmico se sitúa entre las 8 y las 12 horas. Y es que la celulosa Isocell, la única que utiliza Aistercel, presenta el cambio de fase más alto, convirtiéndola en una protección ideal contra el calor, además de contra el frío y el ruido.

Insuflado de celulosa también en paredes por el exterior

En esta actuación en Barcelona, Aistercel, además del aislamiento térmico de la cubierta llevó a cabo el insuflado de celulosa en paredes. En un solo día y únicamente con la obra que hemos ido describiendo en este artículo, los propietarios de esta vivienda mejoraron el aislamiento térmico de su hogar, proporcionando protección natural contra el frío, el calor y el ruido, lo que se va a traducir, sin duda, en un importante ahorro en calefacción y aire acondicionado y en una mayor sensación de confort e intimidad gracias a las propiedades de la celulosa.

¿Quieres que tu casa sea la próxima?
Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba