667 784 630 info@aistercel.es
Lukasz Czechowicz 37960

Celulosa, la mejor opción para aislar térmicamente una casa rural

Seamos sinceros. ¿Quién no ha deseado alguna vez adquirir una vieja casa rural para transfórmala a nuestro gusto, darle nuestra personalidad? Poseer una casa en la montaña o en el campo tiene sus ventajas, está claro, aunque si la zona donde tenemos el inmueble es muy calurosa en verano y muy fría en invierno, podemos tener un problema si no hemos realizado una buena rehabilitación, basada en el reciclaje y que mejore la eficiencia energética.

Los edificios antiguos, caso de la mayoría de casas rurales, suelen tener problemas de aislamiento térmico ya que en su construcción no se solían instalar materiales aislantes. Así pues, la pérdida de calor se suele producir a través de ventanas, paredes y techos, cosa que se traduce también en una pérdida de energía y de dinero al tener que compensar la temperatura, tanto en verano como en invierno. Ante esta situación, el aislamiento térmico con celulosa se presenta como la mejor opción, también para ahorrar dinero.

Y no nos olvidemos de los tejados, que son la mayor fuente de pérdida energética, sobre todo cuando dan a cámaras de cubierta o directamente al exterior. Por ello es altamente recomendable un buen aislamiento térmico. Las cámaras en el falso techo son ideales para el insuflado con celulosa, ya que otros materiales, como el corcho granulado, por ejemplo, tienen mayor peso y son más inestables. La celulosa, por su composición y la densidad con la que se proyecta (30-35 kg por metro cúbico), se queda apelmazada y estable.

Ahorra dinero y energía con el insuflado de celulosa

Tanto en techo como en paredes se puede evitar la pérdida energética a través del insuflado de celulosa. Se trata de una técnica rentable y económica e, incluso, ecológica, recomendada para todo tipo de superficies y cavidades. El truco consiste en inyectar celulosa de forma sencilla y sin obras, por lo que es un sistema ideal para todo tipo de inmuebles, incluso de grandes dimensiones como las casas rurales. Así, la casa rural que quieras reformar conseguirá que tus anfitriones no se sientan agobiados por la temperatura en cualquier época del año.

¿Y tú? Ahora que acecha el frío del invierno, ¿quieres aislar tu casa con celulosa? ¿Quieres ahorrar dinero y energía? Pues no dudes en preguntar y pedir presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de atender tu caso.

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *