Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislamos térmicamente la cubierta del colegio Bàrkeno de Barcelona con celulosa insuflada

Durante un mes de agosto Aistercel, entonces aún bajo la marca ECOmarc, llevó a cabo el aislamiento térmico en la cubierta de la escuela Bàrkeno en Barcelona mediante celulosa insuflada. Poco podemos añadir a lo que mostramos y explicamos en video que os ofrecemos en esta entrada: aplicamos una manta de 10 centímetros en la cubierta de la escuela, aprovechando las aperturas laterales y centrales que nos permitieron tirar de manguera para aplicar la celulosa insuflada. Una actuación sobre 1700 metros cuadrados de cubierta que, gracias al sistema de aplicación, favoreció un sustancial ahorro en los costes de mano de obra y una reducción de los tiempos necesarios.

Un sistema de aplicación rápido y económico puesto que evita tener que levantar toda la cubierta, un aislante natural de excelentes propiedades que garantiza protección contra el frío y el calor, además del factor acústico. De hecho, la celulosa es uno de los pocos aislantes naturales que reúne en un único material propiedades de aislamiento térmico y acústico.

La aplicación de la celulosa como material aislante en la cubierta a través del método de insuflado en manta genera:

  1. Un importante ahorro en tiempo y mano de obra sin perder eficacia
  2. Un aislamiento térmico y acústico efectivo gracias a la propiedades de la celulosa y los 10 centímetros de espesor resultantes de la aplicación.
  3. Un ahorro energético superior al 40%
  4. Una única aplicación, duradera y sostenible dado que la celulosa es un aislante natural

¿La celulosa insuflada puede aplicarse en la cubierta de mi casa?

La respuesta es sí. Y con lo mismos beneficios. Poca obra, rápida aplicación y amortización. Dependiendo de las condiciones, del tipo de cubierta y de la accesibilidad, podemos aplicar desde arriba o desde el interior la celulosa o el aislante natural escogido en cada caso siempre que pueda insuflarse.

En cualquier caso, Aistercel garantiza una óptima aplicación, generando las mínimas molestias durante el mínimo tiempo necesario para llevar a cabo el aislamiento térmico de su casa. La manta de celulosa de mínimo 10 centímetros convertirá el tejado de su casa en un auténtico muro térmico, provocando ahorros directos en las facturas relacionadas con el aire acondicionado o la calefacción de al menos un 30%.

Aislar tu vivienda con celulosa cuesta menos de lo que crees y ahorrarás más de lo que imaginas. 

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros y te sorprenderemos:

Contacta con Aistercel
Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba