Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aislar Persianas Con Paneles De Algodón

Aislar persianas con paneles de algodón

Aunque sea simplemente por curiosidad, ¿habéis comprobado alguna vez qué hay detrás de la chapa metálica que sirve de tapa para las cajas de persiana? Si lo hacéis, no hará falta que añadamos demasiada información para entender las razones por las que es tan importante aislar persianas, porque es tan importante el aislamiento térmico. 

Porque si echáis un vistazo a las imágenes que mostramos a continuación, vemos dos ejemplos que desgraciadamente son casi norma:

Aislar persianas con placas de algodón

Aislar persianas con placas de algodón Geopannel

En ambas imágenes, la primera perteneciente a un aislamiento térmico que Aistercel ha llevado a cabo recientemente en Gavà y del que próximamente os informaremos, y la segunda de un piso en Castellbisbal, se puede apreciar cómo carecen de un aislamiento térmico efectivo.

De hecho, en ambos casos se aprecia la utilización de espuma de poliuretano para cumplir mínimamente las especificaciones del Código Técnico de Edificación vigente en el momento de la construcción de ambas viviendas. Mínimo, en ambos casos, es sinónimo de insuficiente. 

Aislar persianas con placas de algodón Geopannel

Queda claro pues que la gran mayoría de cajas de persiana no tienen un aislamiento en condiciones. O bien es una simple chapa metálica de un milímetro de espesor, o bien están protegidas por una placa de porexpan sencilla, de apenas 5mm de espesor.

Las cajas de persiana no son sólo un puente térmico por el que entra el frío o el calor, también son una entrada de ruidos del exterior.

Aislando la caja de persiana no solo limitaremos la entrada de frío sino que gracias a las propiedades de la placa de algodón Geopannel, nos aportarán un nivel de aislamiento acústico importantísimo.

Aislar persianas: ¿Cómo se hace?

Hace un tiempo preparamos un video explicativo sobre el proceso de aislamiento térmico de los cajones de persiana que podéis ver en este enlace.

Se trata de un proceso muy sencillo: Las placas de algodón se cortan a medida y se instalan en el interior. Con un espesor de 4 centímetros, sumados, no hay que olvidarlo, al aislamiento térmico de las paredes mediante insuflado de celulosa en las cámaras de aire, proporcionan protección contra el frío, el calor y el ruido.

Protección es ahorro. Protección es mejora de la eficiencia energética. Aislar térmicamente una vivienda con Aistercel supone un ahorro del 40% en las facturas de calefacción y aire acondicionado. ¿Quieres que tu casa sea la próxima?

Pregunta sin Compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba