Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislar paredes insuflando celulosa a través de las cajas de persiana

Aislar paredes sin obra es a lo que nos dedicamos. Y decimos sin obra porque, ya sea a desde el exterior o el interior de la vivienda, sólo son necesarios unos agujeros de acceso a la cámara por los que insuflar, que actúan además de punto de control. ¿Cuántos agujeros? Pues depende. Siguiendo este enlace podréis saber más sobre el procedimiento de insuflado. Pero a lo que íbamos: a aislar paredes con celulosa sin obra.

Y es que habrá quién piense, y tal vez con razón, que esos agujeros ya son obra en sí mismos. Seguramente la reformafobia se presenta en varios niveles de intensidad y razón para ello… Pero a veces, como en este caso, una vivienda construida alrededor del año 2000 en Gavà (Barcelona), con dos paredes exteriores a fachada, nos encontramos lo que desgraciadamente es muy habitual: el aislamiento justo para cumplimiento de normativas vigentes en el momento de la construcción, y espacio vacío…

Un espacio vacío sale caro dado el despilfarro energético que conlleva. Ahora que acaba el verano (o al menos las vacaciones para la mayoría), ese espacio vacío, esa cámara mal aislada hace que tu aparato de aire acondicionado tenga que trabajar sin descanso. Y no importa la tarifa que tengas ni las horas que mantengas bajadas las persianas con el toldo desplegado. Da igual. Si te da el sol, si hace calor como ha hecho, se paga.

Aislar paredes sin obra: la alternativa a la resignación

Estaremos de acuerdo en que sale caro mantener el confort. ¿No hay alternativa? Sí la hay, además de resignarse a seguir buenos consejos para que no entre la flama por las ventanas, confiar la mejora del aislamiento a la celulosa que aplica Aistercel. Es un aislante natural y sostenible. Un aislante que se aplica mediante insuflado en cámara de aire. Sin obra, rápido (nos llevó medio día aislar paredes sin obra en este caso concreto).

¿Y los efectos? Los beneficios para los residentes son enormes en términos de confort y ahorro. Confort porque reducirá el ruido exterior gracias a las propiedades de la celulosa como aislante acústico (las paredes aisladas daban a un parque infantil por delante y a una zona comunitaria por detrás). Confort porque notará (bastante tirando a mucho) un ambiente menos húmedo, menos sensación de bochorno. Porque al ser la fibra de celulosa básicamente papel de periódico reciclado, su capacidad para regular humedades ambientales o por condensación en paredes y techos, es reseñable.

Aislar paredes sin obra para ganar en confort y ahorro.

Y ahorro porque aislar paredes sin obra beneficiará directamente a su instalación de aire acondicionado, que necesitará consumir mucha menos energía para alcanzar la temperatura de confort en verano. Porque la celulosa le hará ahorrar también en calefacción durante el invierno. En el caso del video, la calefacción de gas natural va a consumir bien poquito gracias a otra de las propiedades de la celulosa: su desfase térmico.

¿Te preocupa el precio? Pues sabemos que notarás la diferencia más de lo que esperas y te costará menos de lo que piensas. En cualquier caso, si has leído hasta aquí persiguiendo la respuesta a “¿esto de aislar paredes sin obra cuánto cuesta?”, nos tememos decepcionarte porque no es tan fácil dar precios sin conocer el caso concreto. Pero sí podemos compensarte con un descuento del 5% si contactas con nosotros antes del 30 de septiembre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba