Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislar con celulosa una casa a cuatro vientos en Santa Coloma: en un solo día, paredes y cubierta tipo conejera

Aislar con celulosa paredes, techos y/o cubiertas es siempre una gran elección por los múltiples beneficios que implica: Además del ahorro económico gracias a la mejora de la calificación energética, la protección contra el frío y el ruido que ofrece la celulosa genera un incremento del confort térmico en el hogar, especialmente en lo que respecta a la capacidad de la celulosa para regular la humedad ambiental, por ejemplo.

El caso que os mostramos en este video es el de una casa a cuatro vientos situada en Santa Coloma. Los propietarios decidieron aislar con celulosa paredes y techo, en este caso una cubierta tipo conejera, alternando en el caso de las paredes el insuflado por el exterior y el interior.

El proceso duró un día. En una única jornada, el equipo de aislamiento térmico de Aistercel aisló la cubierta tipo conejera y las paredes: desde el interior en el caso del comedor, y desde el exterior el resto. Y los efectos, como ellos mismos explican, son apreciables desde el primer minuto.

Aislar con celulosa paredes desde el exterior

En la imagen se muestra el acceso necesario para aislar con celulosa desde el exerior.

Aislar con celulosa: ¿cuándo es el mejor momento?

Dado que el sistema de aislamiento térmico con celulosa insuflada en cámara de aire es mínimamente invasivo, cualquier momento es bueno. Además, dependiendo de las características de la vivienda, es posible acceder a la cámara de aire desde el exterior de las paredes, reduciendo aún más si cabe las molestias puesto que ni siquiera es necesario, en estos casos, acceder al interior de la vivienda.

En el caso de esta casa a cuatro vientos situada en Santa Coloma de Cervelló, los propietarios tenían previsto pintar las paredes del comedor, un momento ideal para aislar con celulosa dado que no quedará ni el menor rastro del procedimiento seguido aislar con celulosa las paredes.

Ni rastro del procedimiento pero con la casa abrigada gracias a las propiedades de la celulosa, un aislante natural procedente del papel de periódico reciclado y tratado para ofrecer altas prestaciones desde el punto de vista de la protección contra el frío, el calor y el ruido.

Queremos dar las gracias antes de acabar a Edu y Mireia por su amabilidad y paciencia, por permitirnos grabar todo el proceso, incluyendo la visita comercial que realizó Marc Soriano para explicar el procediminento, las propiedades y los beneficios de aislar con celulosa.

Desde Aistercel, como siempre, estamos a vuestra disposición para resolver cualquier duda que tengáis sobre el procedimiento de aislamiento térmico o sobre el material. Incluso si queréis conocer cuánto cuesta aislar vuestra casa, no dudéis en contactar con nosotros. Una cosa es segura: cuesta menos de lo que pensáis y ahorraréis más de lo que imagináis.

Contacta con Aistercel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba