Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aislar Con Celulosa Es Una Inversión Rentable

Aislar con celulosa es una inversión rentable

Aislar con celulosa es una inversión rentable. Por el ahorro que genera gracias a la mejora de la eficiencia térmica y por el confort que proporcionan sus propiedades. La celulosa es capaz de regular la humedad ambiental creando ambientes domésticos más saludables. Pero aislar con celulosa es mejorar también la intimidad gracias a sus propiedades como aislante acústico.

Confort, silencio y ahorro, mucho ahorro. Evidentemente, influirá la climatología en la zona de residencia y no es lo mismo vivir a pie de playa que en lo alto de una montaña. En ambos casos, aislar con celulosa es garantía de ahorro en calefacción, pero no hace falta matizar que dependiendo del lugar en el que esté ubicada la vivienda, la superficie total de la misma o el sistema de calefacción utilizado, la cifra de ahorro será más o menos sustancial.

Porcentualmente, aislar con celulosa garantiza ahorros superiores al 40% en calefacción y aire acondicionado. Sí, también en verano. Porque la celulosa protege contra el frío, el calor y el ruido, presentando niveles de desfase térmico insuperables.

Aislar con celulosa es una inversión rentable: el caso de una casa en Rubí

Recientemente Aistercel llevó a cabo, en dos jornadas de trabajo, el aislamiento de paredes y techo de la casa que aparece en las fotografías.

Aislar con celulosa es una inversión rentable

Una vivienda a cuatro vientos de dos plantas de 60 metros cuadrados cada una, construida en los años 70 y que disponía de una cámara de aire de 10 centímetros. Vacía, claro. Al manos hasta que su propietario decidió confiar en Aistercel para insuflar celulosa.

El sistema de insuflado de celulosa en cámara de aire permite rellenar esos espacios vacíos con un material natural y sostenible con excelentes propiedades acústicas y térmicas. Como se aprecia en las imágenes, el sistema de aplicación es rápido y sencillo. Se practican una serie de agujeros que sirven de acceso a la cámara, en este caso realizados desde el exterior, y que permiten la correcta aplicación del material.

Una vez acabado el proceso de insuflado, Aistercel arregla adecuadamente los agujeros practicados. La imagen siguiente fue tomada al final del proceso. Si se fijan bien (o amplían la fotografía) tal vez encuentren el rastro de los agujeros practicados. Será cosa del propietario elegir cuándo pintar la fachada si lo cree conveniente. Lo que podemos asegurar es que a partir del día siguiente, su casa es más eficiente y confortable porque se nota la diferencia.

aislar-con-celulosa-casa-cuatro-vientos

Aislar con celulosa, ¿cuánto cuesta?

Si sostenemos que aislar con celulosa es una inversión rentable, debemos hablar del precio. En este caso, alrededor de los 2000€. Una vivienda, repetimos, de dos plantas a cuatro vientos con cámara de 10 centímetros e incluyendo el aislamiento del tejado.

Dependiendo de la zona climatológica y del sistema de calefacción, la inversión se recupera en un plazo de entre 2 y 4 años. Pero atención, porque pasado ese plazo, la vivienda seguirá necesitando un 40% menos de energía para mantener la temperatura de confort. Año tras año y para siempre, porque la celulosa, aplicada correctamente, forma un bloque de masa homogénea que evita los puentes térmicos, no se apelmaza, no mengua y no se asienta con el paso del tiempo. Es un aislante térmico y acústico para toda la vida.

En definitiva, aislar con celulosa es una inversión rentable. Más incluso, como hemos explicado en otras ocasiones, que un plan de pensiones, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba