Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Cubierta Conejera: Aislamiento Térmico Mediante Insuflado De Celulosa

Aislando una cubierta conejera con celulosa

¿Cómo se aísla térmicamente una cubierta conejera con celulosa?

En una cubierta conejera, el aislamiento térmico con celulosa se aplica mediante la técnica de insuflado. A partir de la creación de un acceso en el tejado por el que hacer correr la manguera de insuflado, se garantiza el acceso a toda la superficie de la cubierta. En el caso que presentamos en esta entrada, una casa unifamiliar en Cardedeu, la celulosa quedó aplicada como una manta de 15 centímetros de espesor que generará beneficios directos en sus propietarios: Ahorro energético, aislamiento térmico y acústico, protección contra el fuego y una barrera antifúngica. Las propiedades de la celulosa abrigarán la casa protegiéndola contra el frío, el calor y el ruido.

Una vez aplicada la celulosa en la cubierta conejera, el equipo de Aistercel lleva a cabo los trabajos de albañilería necesarios para que los propietarios no noten nada más que las ventajas de contar con un óptimo aislamiento térmico y acústico gracias a la aplicación de la celulosa en la cubierta conejera.

Aislamiento térmico de paredes por el exterior

En este caso, los propietarios de la vivienda pidieron expresamente que Aistercel aislara, además de la cubierta conejera, las paredes de la casa desde el exterior, evitando así tener que pintar después del aislamiento. Dado que se trataba de una fachada de ladrillo visto, Aistercel abrió accesos a la cámara de aire de la fachada para, una vez aplicada la celulosa, repicar el ladrillo y sustituirlo por uno nuevo como podéis apreciar en las imágenes.

Aistercel aplicó en este caso 8 centímetros de celulosa en cámara, mejorando sustancialmente la envolvente térmica de la vivienda. Cabe destacar que la vivienda ya disponía de un aislamiento térmico previo, a base de poliuretano de no más de 2 centímetros de espesor, absolutamente insuficiente si se pretende reducir el consumo y mejorar el confort de la vivienda.

Además, las cámaras de aire estaban comunicadas con las cajas de persiana, un hecho que es más habitual de lo que debería, y que garantiza corrientes de aire y las consecuentes pérdidas de calor o entradas de frío en el hogar. Fugas que se traducen en un aumento de la demanda de energía y en el consecuente aumento del importe de las facturas de calefacción y aire acondicionado. Con el aislamiento térmico de Aistercel, válido para todo tipo de viviendas, se generan ahorros superiores al 40% en dichas facturas.

¿Quieres empezar a ahorrar más de un 40% en calefacción?
Esta entrada tiene 3 comentarios
    1. Hola José Antonio,
      Muchas gracias por contactar con nosotros. Te hemos enviado un correo eletrónico con pequeñas instrucciones para que nos facilites cierta información que necesitamos para poder hacerte un presupuesto. Básicamente te pedimos que hagas uso de nuestro formulario de contacto. A partir de ahí Marc contactará contigo porque hay determinados factores, como por ejemplo el ancho de la cámara de tus paredes, que condicionan el cálculo del presupuesto.
      Muchísimas gracias ya de antemano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba