Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aislamiento Térmico Sin Obras De Una Cubierta Tipo Conejera
Aislamiento Térmico Sin Obras De Una Cubierta Tipo Conejera Aislamiento Térmico Sin Obras De Cubierta Tipo Conejera

Aislamiento térmico sin obras: Insuflado de celulosa por el exterior

Aislamiento térmico sin obras, ¿es posible? La respuesta es sí. Y para muestra este botón: Aistercel llevó a cabo el aislamiento térmico de esta casa a cuatro vientos en Aiguafreda, Barcelona, en tan sólo dos días y minimizando las molestias a prácticamente cero.

¿La clave? El método de insuflado, que permite acceder a la cámara de aire tanto desde el interior como desde el exterior. En este caso, la casa a cuatro vientos situada en Aiguafreda, Barcelona, fue aislada completamente, paredes exteriores y cubierta tipo conejera, en dos jornadas de trabajo y mediante la técnica de aplicación de insuflado.

Aislamiento térmico sin obras: insuflando la celulosa desde el exterior.

Como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos a continuación un video que ilustra perfectamente la rutina de trabajo cuando se acomete un aislamiento térmico desde el exterior.

Sencillo, rápido, sin apenas molestia y muy efectivo. Aislamiento térmico sin obras que se nota nada más acabar. Ni que decir tiene que Aistercel deja las paredes o fachadas en el mejor estado posible tras la actuación, incluyendo los pequeños trabajos de albañilería necesarios. Obviamente, y dependiendo del tipo de fachada, el rastro de las marcas de los agujeros de acceso a la cámara es más o menos apreciable.

Aislamiento térmico sin obras de una cubierta conejera

Como en el caso anterior, compartimos un video a continuación que explica el método, cómo se aísla térmicamente una cubierta de este tipo.

En la galería de imágenes que acompañan a esta entrada se puede ver el acceso creado en la casa de Aiguafreda y que, como hemos dicho, quedó como si nada ni nadie hubiera estado allí…

¿Y qué gana la casa con el aislamiento térmico?

Veamos, desde el punto de vista económico, pagar un 40% menos en calefacción y aire acondicionado. Mes a mes, y para siempre. Una cifra que varía dependiendo de la ubicación de la vivienda (clima) y del sistema de calefacción utilizado. Hay cálculos que sitúan la cifra por encima de los 800€ anuales. Por tanto, efectos inmediatos y rentabilidad a medio y largo plazo. De hecho, podría ser más rentable que un plan de pensiones.

Pero no todo es dinero. Mejorar la eficiencia energética de tu vivienda contribuye desde la acción personal a la consecución de objetivos globales de reducción de la demanda energética. Y lo hace además utilizando un material aislante natural y sostenible.

Un material, la celulosa, cuyas propiedades protegerán la vivienda contra el frío, el calor y el ruido. En un único material, aislamiento térmico sin obras para siempre. Lo notará el bolsillo, el medio ambiente y el confort de la vivienda.

¿Quieres saber cuánto costaría abrigar tu casa con celulosa y ahorrar un 40% en los gastos de calefacción y aire acondicionado?

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba