Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislamiento térmico en obras de rehabilitación

Aislamiento térmico en obras de rehabilitación. Dos conceptos que van de la mano en un momento en el que se prevé que las reformas aporten hasta el 65% de los ingresos de los profesionales de la arquitectura. Dos conceptos indisolubles en tiempos de compromiso con la eficiencia energética, con el ahorro energético.

Y es que será por el aislamiento térmico por donde empiece casi cualquier obra de rehabilitación que se precie. Mejorar la envolvente térmica de una vivienda para que sea más eficiente y confortable es la clave de bóveda de una reforma y de cualquier obra de rehabilitación. Y ya sea la fachada, una nueva distribución de paredes o la mejora de los techos o cubiertas, la celulosa es un material fiable y confiable. Por sus propiedades y por sus métodos de aplicación, válidos para casi todo tipo de viviendas, ya sean paredes, techos o cubiertas.

Aislamiento térmico en obras de rehabilitación: el proyectado de celulosa.

El proyectado de celulosa, como tratamos de explicar en el video, es una solución ideal de aislamiento térmico en obras de rehabilitación y en nuevas construcciones. Mezclándola con agua durante el proceso de aplicación, la celulosa no pierde ninguna de sus propiedades aislante, formando una capa homogénea y libre de juntas ya sea sobre paredes, techos o cubiertas.

Es más, algunas de la propiedades de la celulosa, como su capacidad de absorción acústica, su protección contra el ruido, incluso se amplifica. Un dato muy a tener en cuenta justo cuando se abre el debate sobre la necesidad de una etiqueta de protección contra el ruido.

Son muchas las razones y los incentivos, en forma de subvenciones públicas, para invertir en la mejora del aislamiento térmico, para llevar a cabo esa reforma o rehabilitación integral de su vivienda. Hacerla más confortable, saludable y eficiente se cuentan entre dichas razones.

Proyectado de celulosa bajo cubierta

Ejemplo de proyectado bajo cubierta en Gelida

Razones económicas para invertir en aislamiento térmico

Y desde el punto de vista de los incentivos, la rentabilidad de la inversión es incuestionable puesto que su retorno es para siempre. Mejorar el aislamiento térmico en obras de rehabilitación o de reforma genera ahorros que, dependiendo de las acciones que incluya, puede suponer una rebaja en los costes de energía (calefacción-aire acondicionado) superiores al 65%.

Hay quienes, como la Fundación La Casa que Ahorra, han dedicado tiempo y energía en demostrar, o cuando menos comparar, la rentabilidad entre una inversión en rehabilitación energética y un plan de pensiones.

Os recomendamos la lectura de este artículo concretamente: La rehabilitación de la vivienda: otra forma de invertir en la jubilación.

En definitiva, tanto si estás pensando en reformar o rehabilitar tu vivienda como si ya eres un profesional y simplemente buscas un aplicador de aislamiento térmico, Aistercel aúna conocimiento y experiencia profesional acreditada en la aplicación de aislamiento térmico, ya sea insuflado o proyectado.

Contacta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba