Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislamiento térmico de una cubierta conejera: ¿Cómo se hace?

Explicar el proceso de aislamiento térmico de una cubierta conejera es el objetivo de este video en el que Aistercel os muestra cómo se hace, en este caso insuflando desde el interior de la cubierta hasta aplicar una manta de celulosa de 20 centímetos aproximadamente que protegerá la vivienda contra el frío, el calor y el ruido.

Mejorará la calificación energética de su casa, un hecho que se traducirá en importantes ahorros en calefacción y aire acondicionado. Y es que el techo representa entre el 30 y el 40% de la pérdida de calor de una vivienda, por lo que la aplicación de la manta de celulosa como aislamiento térmico de la cubierta tipo conejera de esta casa en Santa Coloma de Cervelló generará para sus propietarios ahorros superiores al 40% en calefacción en invierno, y de aire acondicionado en verano.

La celulosa es un aislante natural y sostenible. Aistercel utiliza celulosa homologada ISOCELL para sus aislamientos térmicos.

Aislamiento térmico de una cubierta conejera: ¡En un solo día!

Básicamente, el aislamiento térmico de una cubierta conejera como la que presentamos en este video se puede resumir en tres sencillos pasos:

  • Acceso a cubierta desde el tejado: Necesitamos abrir el espacio necesario para que uno de los aplicadores de Aistercel pueda acceder a la cubierta y desplazarse por toda la superficie de la cubierta, haciendo correr la manguera para garantizar que la celulosa se distribuye uniformemente.
  • Aplicar una manta de al menos 20 centímetros de celulosa: Haciendo correr la manguera e insuflando directamente sobre la superficie de la cubierta conejera creamos una manta de celulosa que actúa como aislamiento térmico y acústico gracias a sus propiedades, generando importantes ahorros en calefacción.
  • Cerramos y ¡listo!: Una vez aplicada la celulosa, llevamos a cabo los trabajos de albañilería necesarios para dejar el tejado tal y como estaba. Eso sí, ahora protegido térmica y acústicamente gracias a la celulosa.

En un solo día, sin apenas obra. Aislamiento térmico y acústico para toda la vida. Ahorrarás más de un 40% en calefacción. Mes a mes, para siempre. Y si además has aislado térmicamente las persianas de tu casa, el ahorro y la sensación de confort térmico serán aún más notables. También desde el punto de vista del ruido gracias a las capacidades de absorción acústica de la celulosa.  Además ahora, y hasta final de año, puedes ahorrar un 10% gracias a la oferta que Aistercel realiza para nuevos amigos a través de nuestra página de Facebook.

Y lo mejor es que cuesta menos de lo que crees a pesar de que ahorrarás mucho más de lo que imaginas. ¿Quieres que tu casa sea la próxima?

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba