Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aislamiento Térmico De Un Falso Techo En Una Vivienda De 50 Años Situada En Terrassa

Aislamiento térmico de un falso techo en una vivienda de 50 años situada en Terrassa

El aislamiento térmico de un falso techo en una vivienda de más de 50 años de antiguedad en Terrassa era el objetivo, el encargo recibido por Celobertun equipo multidisciplinar de arquitectos, aparejadores, interioristas, urbanistas e ingenieros organizados como cooperativa, con más de 15 años de experiencia y con quienes es siempre un placer colaborar.

En este proyecto, las placas de escayola de 3 o 4 centímetros eran todo lo que se interponía entre la cubierta exterior y el interior de casa. Las fugas de calor, las pérdidas de energía y por tanto de confort térmico, tanto en verano como en invierno, resultaban insostenibles también económicamente.

La solución adoptada fue la aplicación de una manta de celulosa de 20 centímetros a lo largo y ancho del falso techo, configurando así no solo el aislamiento térmico del falso techo sino que además se genera una cámara ventilada por encima del aislamiento que, especialmente en verano, mejorarán sustancialmente la sensación de confort térmico en el interior de la casa.

Aislamiento térmico de un falso techo en Terrassa

En un solo día, Aistercel llevó a cabo el aislamiento térmico del falso techo con celulosa, así como el aislamiento de los cajones de persiana mediante placas de algodón.

Aislamiento térmico de cajones de persiana

El procedimiento seguido para aplicar la manta de celulosa es simple. A partir de la creación de un acceso que nos permita acceder y correr la manguera de insuflado de la celulosa, se aplica la manta continua de 20 centímetros. El procedimiento puedes verlo con más detalle en el video que preparamos para ilustrar cómo se aísla térmicamente un falso techo.

Con esta sencilla actuación, simplemente mediante el aislamiento térmico de un falso techo, los propietarios de esta vivienda de más de 50 años de antiguedad han conseguido mejorar el confort térmico en el interior de la vivienda, proteger su casa contra el frío y el calor y, evidentemente, todo ello reduciendo considerablemente el gasto energértico necesario y, por consiguiente, también la factura correspondiente.

Y es que según el sistema de calefacción y la climatología de la zona geográfica en la que se encuentre la vivienda, un buen aislamiento puede generar ahorros de hasta 800€ anuales.

¿Quieres que tu casa sea la próxima?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba