Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aislamiento térmico de paredes: ¿Cómo se hace?

El aislamiento térmico de paredes es una inversión rentable. Todo el mundo coincide. En un solo día y sin apenas obra se pueden convertir las paredes de cualquier piso o casa en auténticos muros térmicos. Y con ello, teniendo en cuenta que ventanas y paredes son una importante vía de fuga de energía, ya sea calor o frío en verano, la factura de la calefacción bajará un 40% gracias a la mejora de la calificación energética.

Aislamiento térmico de paredes por el interior

Aistercel muestra en este video el proceso de aislamiento térmico de las paredes de un piso mediante insuflado de celulosa homologada Isocell accediendo a la cámara por el interior de la vivienda, que en este caso presentaba un aislamiento térmico insuficiente, para rellenarla con celulosa.

La celulosa es un potente aislante térmico natural y sostenible que proporciona además una reseñable capacidad de absorción acústica. Dos en uno: aislamiento térmico y acústico gracias a un aislante natural procedente de papel de periódico reciclado y tratado con sales bóricas que le confieren propiedades antifúngicas.

Además cabe destacar entre sus propiedades la resistencia al fuego. Si bien es importante precisar que no podemos referirnos a la celulosa como un material aislante ignífugo, sí es cierto que no propaga llama y por lo tanto es resistente al fuego como tratamos de demostrar en este otro video. En cualquier caso, la ficha técnica de la celulosa Isocell puedes consultarla aquí.

Con el aislamiento térmico de Aistercel, mejorará la calificación energética de su vivienda, generando ahorros del 40% en las facturas de calefacción y aire acondicionado. Porque la celulosa protege su casa contra el frío, el calor y el ruido.

Lo decíamos al principio: es rentable. Porque gracias al aislamiento térmico de paredes, techos y cubiertas, abrigarás tu casa de tal forma que no perderás energía. Es más, mejorarás la calificación energética de tu hogar, un hecho que puede llegar a suponer hasta 800€ de ahorro anuales, dependiendo de tu sistema de calefacción y de la ubicación de la vivienda, claro.

¿Quieres empezar a pagar un 40% menos de calefacción gracias al aislamiento térmico de paredes mediante insuflado de celulosa? Pregúntanos sin compromiso. Cuesta menos de que crees, y ahorrarás más de lo que imaginas.

Contacta sin compromiso
Esta entrada tiene 3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba