Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aislamiento Térmico Con Celulosa De Una Masía: Un Ejemplo De Querol

Aislamiento térmico con celulosa de una masía: un ejemplo de Querol

Cómo mejorar el aislamiento térmico de una masia, la típica construcción rural especialmente abundante en Cataluña. Habitualmente, se trata de edificios antiguos, construidos con materiales naturales y con técnicas ancestrales, por lo que la rehabilitación de estos inmuebles también debería hacerse respetando esos parámetros. Este es el caso del ejemplo que te presentamos aquí. Entre los objetivos, mejorar el aislamiento térmico con celulosa de una masía ubicada en Querol, un municipio de la comarca del Baix Camp, en la provincia de Tarragona. 

Aislamiento térmico con celulosa de una masía: Bioconstrucción

La empresa Quer Bioconstrucció es la encargada de la rehabilitación del edificio. Es una compañía que sólo usa materiales naturales como la cal, la arcilla i otros productos de origen mineral i vegetal, como la celulosa, y que además reutiliza y actualiza técnicas constructivas antiguas.

En el caso de esta masía, construida enteramente de piedra, la empresa ha retirado la pintura plástica que cubría las paredes del interior y ha rellenado las junturas con mortero de cal.

Aislamiento térmico con celulosa masia Querol exterior 2

En el exterior, se ha retirado el cemento Portland, porque no permite la transpiración del edificio. Luego se ha superpuesto una capa de cal y cáscara de arroz sobre la que, a su vez, se ha instalado un bloque de cáñamo y cal.

Entre las dos instalaciones se ha dejado un espacio de 15 centímetros que se rellenarán con celulosa de Aistercel. La celulosa Isocell está elaborada a partir de papel de periódicos, por lo que se trata de un elemento perfectamente natural.

Además, permite un aislamiento térmico y acústico perfecto, su coeficiente de conductividad térmica es extremadamente bajo y una resistencia máxima al fuego.

Insuflado de celulosa en la cubierta

La cubierta de la masia es otro lugar donde se ha insuflado celulosa. La empresa Quer Bioconstrucció ha retirado las tejas y ha instalado una estructura de cáñamo y cal para regularizar el espacio. Encima se ha colocado otra superficie de virutas de madera y, al final, una capa de corcho y las tejas unidas con cal. Bajo ellas hay un hueco de 20 centímetros que también se ha rellenado con celulosa.

Masia de Querol cubierta

El insuflado de la celulosa en paredes y techo de la masia actuará como una tercera piel para las personas que residan en el inmueble. No sólo permitirá una transpirabilidad perfecta, si no que también regulará el calor en verano y el frío en invierno en un territorio con variaciones térmicas casi extremas.

Y todo ello con un considerable ahorro de energía y, por consiguiente, de dinero. Y es que con una mínima inversión (per menos de lo que te podrías gastar en un televisor de ultra alta definición) podrías conseguir un hogar energéticamente eficiente y lograr un ahorro anual de unos 800 euros en calefacción.

Si tú también quieres beneficiarte de las ventajas de la celulosa como aislante de tu hogar, no dudes en ponerte en contacte con nosotros. ¡Y sin compromiso!

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba