Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Aísla Tu Casa ¡GRATIS!

Aísla tu casa ¡GRATIS!

Aísla tu casa gratis. Eso es lo que ofrece Aistercel. Porque hasta el 26 de mayo puedes participar en nuestro sorteo. Y es que anualmente, Aistercel sortea la mejora del aislamiento térmico mediante insuflado de celulosa en cámara de aire con pequeñas condiciones, eso sí.

Aísla tu casa gratis: ¿cómo lo consigo?

Es muy sencillo, si bien en este párrafo vamos a intentar darte algunas claves. La primera y más importante, aunque resulte obvio, es que debes disponer de una vivienda para aislar, un piso o casa que disponga de cámara de aire y no esté aislada convenientemente.

Por otra parte, la vivienda tiene que estar en Cataluña y será totalmente gratis si la superficie a aislar es igual o inferior a los 100 metros cuadrados. Pero si tu vivienda está por encima de esa superficie, no hay problema.

En ese caso, y tal y como se explica en las bases del concurso, Aistercel cobraría únicamente el material necesario para realizar el aislamiento térmico (y acústico gracias a las propiedades de la celulosa), no la mano de obra.

Nuestra ganadora del sorteo del año pasado.

Aislar gratis, pero de verdad

Sea como sea, para nosotros es importante la credibilidad. Además de ofrecer un servicio satisfactorio para nuestros clientes, tanto desde el punto de la atención como desde el punto de vista de la aplicación del aislamiento térmico, siempre cumplimos nuestra palabra.

El año pasado, nuestra ya amiga Teresa mejoró el aislamiento de paredes y techos mediante el insuflado de celulosa totalmente gratis. Fue la afortunada ganadora del sorteo y, sin apenas obra y en jornada y media de trabajo porque incluimos el aislamiento térmico del tejado, mejoramos la eficiencia energética. Ella misma explica en el video el proceso y la mejoría que supuso para su vivienda en términos de ahorro y confort.

Aislamiento térmico, inversión rentable

Mejorar el aislamiento térmico es una inversión rentable. Por ejemplo, mucho más que un Plan de pensiones según este artículo publico en El Mundo. En un día en la mayoría de los casos, sin más obras que la derivada de generar los agujeros de acceso a la cámara de aire, la casa cambia por completo.

Porque no renuncias a espacio habitable, porque de pronto ahorras en calefacción, y mucho. Porque gracias a la celulosa, un aislante natural y sostenible, el ambiente del hogar es menos húmedo, más saludable y menos ruidoso. Y así para siempre.

En ese sentido, cabe recordar que no es necesario mantenimiento alguno, que una vez aplicada la celulosa sus efectos son para siempre. Así que ahorro y confort para siempre, en invierno protegiendo tu casa del frío y del calor en verano. Ahorro para siempre en calefacción y aire acondicionado. Quienes lo han probado, notan la diferencia.

Todo son ventajas. Y si además te sale gratis…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba