Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es

Aísla con celulosa y que no te cuenten cuentos

Aísla con celulosa y ahorra un 40% en calefacción. Lo demás son cuentos… Por eso nos hemos atrevido a crear nuestra propia versión del cuento de Los 3 Cerditos. Porque aunque ahora sepamos que el gusto por las casas de paja revive y que son extremadamente eficientes desde el punto de vista energético, lo cierto es que los protagonistas del cuento sólo pudieron mantenerse a salvo del lobo en la casa de ladrillo, la que la mayoría de nosotros tenemos…

Pero como en el cuento, la mayoría de las casas edificadas soslayaron la importancia de un buen aislamiento térmico. En clave de presente y futuro parece que la obligación de cumplir con las directivas europeas va a cambiar para bien un hecho que padecen la mayoría de los propietarios de una vivienda en este país: un aislamiento térmico insuficiente (cuando no inexistente…).

Por eso es habitual tener que elegir entre pasar frío en casa o pagar facturas exageradas por la energía que no ya consumimos para mantener la temperatura de confort en el interior de nuestras viviendas, sino que derrochamos porque no hay quien frene las pérdidas de energía (¡y dinero!) que se escapan por paredes, suelos, techos, ventanas o enchufes cuando no se dispone de un buen aislamiento térmico. ¿O acaso aún no has hecho la prueba del mechero?

Aísla con celulosa: Ahorro y confort para siempre

Como en el caso de nuestro cuento de Los 3 Cerditos, la solución pasa por llamar a Aistercel. Aísla con celulosa paredes, techos o cubiertas y cajones de persiana y notarás la diferencia. En un sólo día, sin apenas obra, el método de insuflado en cámara es válido para casi cualquier tipo de vivienda. ¡Y por mucho menos de lo que piensas!

De hecho, hasta final de año hemos decidido prorrogar nuestra oferta de descuento, así que el aislamiento térmico con celulosa de tu casa te costará un 5% menos. Consigue tu descuento aquí.

Descuento aislamiento térmico

Y como todo buen cuento tiene su moraleja, prepárate para el invierno. Abriga tu casa con celulosa, deja de pagar más de lo necesario en calefacción y aire acondicionado, porque la celulosa protege contra el frío, el calor y el ruido gracias a su capacidad de absorción acústica. Un tres en uno insuperable al que hay que añadir el carácter sostenible del material aislante, la celulosa, la baja huella ecológica de su proceso de producción y su capacidad para regular humedades.

Impide que el lobo feroz te cosa a facturas, deja de pasar frío en casa, deja de escuchar el ruido del exterior y gana en calidad de vida y ahorro económico. Haz como el más listo de Los 3 Cerditos y llama a Aistercel. En definitiva, aísla con celulosa tu hogar y verás como cambia el cuento.

Contacta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba