Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Ahorrar Hasta 800 Euros Anuales En Calefacción, ¿es Posible?

Ahorrar hasta 800 euros anuales en calefacción, ¿es posible?

Ahorrar hasta 800 euros anuales en calefacción gracias a un buen aislamiento térmico es posible

Mejorar el aislamiento térmico de una vivienda contribuye de forma determinante a generar la posibilidad de ahorrar hasta 800 euros anuales en calefacción según la información publicada el blog de Calor y Frío. La fuente del cálculo del ahorro es Certicalia y se basa en la horquilla de gasto medio que hay entre una vivienda con calificación energética A, la más eficiente, y la G, la menos eficiente, según podemos observar en el siguiente gráfico publicado también en El Confidencial.

Gráfico de consumo medio en calefacción según la calificación energética de la vivienda.

Gráfico de consumo medio en calefacción según la calificación energética de la vivienda.

En el mismo artículo de El Confidencial, se señala que el 55% de los inmuebles analizados por Certicalia disponen de calificación energética E. El gasto medio en calefacción para este tipo de viviendas sería de 506,51 euros anuales, la mitad de lo que tendría que soportar una familia que reside en una vivienda con calificación energética G (1.057€). Evidentemente, también influye el sistema de calefacción, obviamente, pues los costes no son iguales si se dispone de calefacción por gas natural, eléctrica, propano (entre 848 y 1.040 euros al año), o por gasoil (entre 1.112 y 1.224 euros anuales), así como la zona climática en la que esté ubicada la vivienda.

Según los datos arrojados por Pwc, el gasto medio en calefacción con gas natural supone a una familia española entre 760 y 928 euros al año, mientras que el gasto medio de calefacción eléctrica se traduce en un desembolso de entre 1.960 y 2.168 euros anuales. Blog Calor y Frío

¿Cómo favorece el ahorro un buen aislamiento térmico?

Entendemos que llegados a este punto de nuestro artículo cabe preguntarse qué medidas se pueden adoptar para reducir el consumo energético en nuestras casas. Y la respuesta, según el IDAE, es sencilla: «la rehabilitación mediante aislamiento térmico es una de las mejores medidas. Cualquier acción en este sentido constituirá un ahorro neto de energía«. Recordemos que, en términos generales, el aislamiento térmico consiste en lograr «que los elementos de una vivienda en contacto con el exterior aumenten su resistencia al paso del calor, lo que se consigue incorporando materiales aislantes en: muros exteriores, cubiertas, suelos, tabiques y huecos«.

En el caso de Aistercel, la apuesta es por los aislante naturales, particularmente la celulosa, un aislante natural de excelentes propiedades que combina protección contra el frío, y por tanto ahorro en calefacción, protección contra el calor, y en este punto se distingue de otros materiales, y una importante capacidad de absorción acústica. Es decir, la celulosa es un aislante natural y sostenible que protege contra el frío, el calor y el ruido. De esta forma, además de reducir la factura de calefacción a través de la mejora de la calificación energética, también tendrá un impacto positivo en la factura de la luz, especialmente en verano, cuando entra en funcionamiento el aire acondicionado, presente en el 42,8% de los hogares según el Panel de Hogares del segundo semestre de 2015 elaborado por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia.

¿Es rentable invertir en aislamiento térmico con celulosa?

La respuesta es sí. Aistercel garantiza un ahorro de hasta el 40% a partir del insuflado de celulosa en paredes y cubierta, por lo que el periodo de amortización del coste del aislamiento térmico se situaría en 3 o 4 años. A partir de ese momento, y teniendo en cuenta que una vez rellenadas las cámaras con celulosa (en caso de insuflado) el aislamiento térmico con celulosa es para toda la vida puesto que no mengua, no se asienta ni pierde propiedades con el paso del tiempo, la proyección de ahorro a largo plazo es extraordinaria. Por tanto el ahorro es real y es para toda la vida. Una gran inversión, sin duda.

Aistercel aislará su vivienda en una jornada de trabajo, sin apenas molestias, sin renunciar a espacio y notará los efectos desde el primer minuto. No únicamente desde el punto de vista económico, que por sí solo ya justificaría acometer el aislamiento térmico, sino que además ofrece otra serie de ventajas. En definitiva, y desde la experiencia acreditada de Aistercel durante más de 10 años dedicados al aislamiento térmico de viviendas (antes como ECOmarc), la celulosa es ahorro, bienestar y confort. Una vez hayamos pasado por su casa, no verá nada diferente pero notará la diferencia. Ahorrar hasta 800 euros anuales en calefacción dependerá obviamente de diferentes factores, lo que es indudable es que mejorará la calificación energética gracias al aislamiento térmico con celulosa.

Si necesitan más información o un presupuesto aproximado de lo que costaría llevar a cabo el aislamiento térmico con celulosa, no duden en contactar con nosotros.

Infórmate sin compromiso
Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba