Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Ahorrar En Calefacción Para Siempre Con Celulosa

Ahorrar en calefacción para siempre con celulosa

¿Ahorrar en calefacción para siempre? ¿Es posible ahorrar en calefacción sin cambiar la caldera, sin cambiar de tarifa o de compañía? Que sí, que se puede ahorrar en calefacción para siempre sin cambiar de caldera, sin cambiar nada, sin apenas obra y en un solo día.

De verdad: podemos hacer de nuestro hogar un lugar energéticamente eficiente con una mínima y objetivamente rentable inversión, con prácticamente lo mismo  que te gastarías en una televisión de 55 pulgadas ultra HD 4K (incluso menos, bastante menos). Y el ahorro en tu factura podría llegar a ser del 40%. Sí, sí, como lo lees.

Y para siempre. Porque mejorar el aislamiento térmico y acústico de un vivienda mediante insuflado de celulosa es mejorar la eficiencia energética, es ahorrar en calefacción para siempre. Porque tanto el material como el sistema para aislar paredes y techos, sin obras y válido casi para todo tipo de viviendas, dura para siempre. Sin mantenimiento, sin reducir prestaciones. 

Evidentemente, influye la zona climática en la que se encuentre la vivienda y el tipo de calefacción instalado, pero los porcentajes son siempre los mismos: invertir en celulosa es, por ejemplo, un excelente antídoto contra el precio de la luz. Y, evidentemente, los resultados son más espectaculares si hablamos del aislamiento térmico de edificios o equipamientos públicos. Ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Vacarisses.

El Ayuntamiento de Vacarisses prevé que el consumo de climatización y calefacción se reduzca entre un 30% y un 40%. Estas cifras equivalen a un ahorro económico aproximado de entre 4.000 y 5.000 euros anuales.

En el libro ‘Stop al canvi climàtic’, del meteorólogo Francesc Mauri, se explica que en el consumo de energía en un hogar tipo, la climatización se lleva el 42,8%, siendo la mayor parte (el 41,4%) para la calefacción y el resto (1,4%) para la refrigeración. El resto del consumo se reparte entre los electrodomésticos (22,3%), especialmente la nevera, calentar el agua (17%), la actividad en la cocina (11%) y la iluminación (7,7%).

“La climatización representa el 42,8% del gasto energético de un hogar tipo”

El meteorólogo, que aparece en la televisión pública catalana, especifica también por dónde se pierde esa energía en nuestros hogares. Y la mayoría se reparte (¡oh sorpresa!) entre el techo (30%) y las paredes sin aislar (25%). Aunque también es considerable la pérdida en la renovación del aire (20%) o ventilación (lo recomendable es no más de 20 minutos).

El resto se reparte entre las ventanas (13%), mejores con cristales de baja emisividad y con puente térmico (5%). Y, como en otras ocasiones, te recomendamos que hagas la prueba del mechero para comprobar que, efectivamente, estás perdiendo dinero…

¿Cómo ahorrar en calefacción para siempre? Reduciendo las fugas de energía

¿Cómo reducir estas pérdidas energéticas que redundan en pérdidas económicas? Pues mediante un buen aislamiento de techos y paredes. Y si encima lo hacemos con celulosa, contribuimos a disminuir también la huella ecológica. La celulosa es un potente aislante invernal y el mejor estival, gracias a su capacidad de almacenamiento de calor.

Además, debido a su elevada porosidad, también es un magnífico aislante acústico como podéis ver en el siguiente video.

¿Qué más se puede pedir? ¿Quieres mejorar el aislamiento térmico de tu casa y empezar a ahorrar en calefacción en armonía con la protección y el respeto por el medio ambiente? Es más barato de lo que piensas. Y, desde luego, la información personalizada es totalmente gratis.

Pregunta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba