Saltear al contenido principal
667 784 630 info@aistercel.es
Ahorrar En Calefacción Aislando Tu Casa Con Celulosa

Ahorrar en calefacción aislando tu casa con celulosa

Ahorrar en calefacción, ¿es posible?

Ahorrar en calefacción no sólo es posible sino necesario. Para la economía personal y familiar, por supuesto, pero también de cara al ahorro energético global. Pero vayamos primero con la cuestión más doméstica. Porque hemos empezado afirmando que ahorrar en calefacción es posible y necesario, pero la cuestión es cómo.

Los consejos para ahorrar en calefacción

Resulta sencillo encontrar consejos y recomendaciones sobre cómo ahorrar en calefacción a partir de sencillos gestos. Según el tipo de calefacción que tengas en casa, por ejemplo purgar los radiadores antes de que empiece de verdad el frío está entre los consejos para ahorrar en calefacción más habituales.

Sin embargo, hay algún que otro denominador común en esas listas de consejos. Llama la atención que se cuelen propuestas como «dormir con nórdico o buenas mantas por la noche, y andar con sudadera o jersey durante el día» como un pequeño truco casero para ahorrar en calefacción. Y decimos que llama la atención porque algunos de los consejos habituales tienden a responder a la pregunta desde la adaptación o casi la resignación. Pero se trata de pagar menos y vivir mejor, y no al revés, pagando de más y cada mes más o pasar frío en casa encuentres la oferta que encuentres…

La importancia de un buen aislamiento térmico

Sin restar importancia a los consejos habituales básicos, contar con un buen aislamiento térmico es fundamental. Es, de hecho, la respuesta definitiva a la pregunta de si es posible ahorrar en calefacción. Teniendo en cuenta que el gasto medio en calefacción puede variar hasta 800€ según la eficiencia energética de la vivienda, y que la factura de la calefacción supone el 70% del gasto de nuestras facturas anuales, invertir en la mejora de la calificación energética de tu casa es muy rentable a corto, medio y largo plazo.

Invertir en aislamiento térmico es ahorrar en la factura de calefacción para siempre. Todos los inviernos. Al menos si el aislamiento térmico es con celulosa. Aistercel garantiza que el ahorro es para siempre a partir de una única instalación, mediante proyectado o insuflado en paredes, techos y cubiertas. Sin apenas obra y en la mayoría de los casos en un único día.

Abrigamos las paredes de tu casa protegiéndola contra el frío en invierno y del calor en verano. Además de mejorar la calificación energética, notarás la diferencia. Porque con la celulosa tendrás un dos en uno: aislamiento térmico y acústico para tu vivienda.

¿Quieres conocer más detalles? ¿Te iría bien saber cuánto te puede costar y cuánto puedes ahorrar?

Contacta sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba